lunes, 23 de agosto de 2010

ANGEL FOOD CAKE



Le tenía ganas a esta cake desde que lo ví en El rincón de Bea hace ya algún tiempo, pero primero no tenía el molde adecuado y cuando lo intenté en otro molde que no era desmoldable, para no tener problemas al desmoldarlo pincelé un poco el fondo del molde, dejando sin engrasar las pareces para que se "agarrase" y también intenté mezclar la harina en el vaso del thermomix...¿resultado? : primero se me bajaron las claras y segundo, al darle la vuelta al cake sobre una lata de garbanzos.....se me "escurrió" del molde ¡y eso que no había engrasado las paredes!, total... que fue a parar a la basura.
Me puse en contacto con Bea y le conté mi "desastre", rápidamente me contestó dándome unos consejos, primero que el molde podía encontrarlo en Ebay, ya que algunas del foro lo habían hecho, y segundo dándome unos consejos sobre la forma de batir la masa, en concreto que la harina la mezclase en un bol y no en el vaso del thermomix.
Dicho y hecho, lo primero encontrar y comprar el molde, lo segundo esperar que me lo enviasen ¡venía de Malasia!, pero no tardó más de 5 días y lo tercero seguir los sabios consejos de Bea.
El resultado....lo que véis y deciros que está buenísimo, así que el próximo, al igual que Bea...¡de chocolateeeeeee!


INGREDIENTES: (para un molde de 180cm.)

- 9 claras de huevo
- 100 gr. harina tamizada
- 200 gr. azúcar
- 1/4 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de cremor tártaro
- 2 cucharaditas de extracto de vainilla


PREPARACIÓN:

- Precalentar el horno a 170º
- Poner la mariposa en el vaso y batir las claras, en vel.2 y medio, junto con el cremor tártaro y la sal, durante un minuto hasta que el cremor tártaro se haya disuelto totalmente, después aumentar a vel. 4 y continuar batiendo durante 4 ó 5 minutos hasta que las claras hayan montado y se formen unos picos blandos.
- Sin dejar de batir, bajar de nuevo a vel. 2 y medioo e ir incorporando el azúcar a cucharadas (yo puse el azúcar sobre la tapa del thermomix y fuí echandola en forma de lluvia durante aproximadamente 10 minutos, muy lentamente para que no se bajaran las claras, las cuales quedan con un aspecto brillante y firmes.
- Agregar el extracto de vainilla y continuar batiendo a vel. 2 y medio durante 1 minuto.
- Volcar las claras en un bol e ir añadiendo la harina cucharada a cucharada, mezclando con cuidado con las varillas (hasta que no queden rastros de harina de una cuchara no echar otra) y con mucho cuidado que no se bajen las claras, que ahora deberían tener un aspecto suave y esponjoso. (He de decir que se me "bajaron o liquiaron" un poco, como veréis en la foto, pero no alteró ni la textura ni el sabor del cake)
- Con ayuda de una espátula pasar la masa al molde y asegurarse de que la masa quede uniformemente repartida y llegue bien a la base.
- Hornear durante 40 minutos, sin abrir la puerta. Si la parte superior esta doradita, y ya no aparece húmeda, tocarla ligeramente y si se nota que está firme, insertar una aguja, brocheta o palillo cerca del centro, si sale seco, el cake está listo y si sale húmedo o con trocitos pegados, programar el horno unos cinco minutos más y volver a comprobar.
- Repetir este proceso hasta que el cake este completamente hecho. El proceso de horneado no debería de durar más de 50 minutos.
- Retirar el molde del horno con mucho cuidado, darle la vuelta y dejar enfriar durante al menos una hora.
- Pasado este tiempo, pasarle un cuchillo por los lados y por el borde del tubo para que se despegue el cake.
- Estos moldes tienen la base desmoldable, así que se le dará la vuelta sobre un plato o bandeja y dejar enfriar unos 45 minutos más sobre una rejilla hasta que enfríe totalmente.


Ahora transcribo textualmente las indicaciones de Bea:

- Es preferible que el molde sea de aluminio. En su defecto un molde de tubo que no sea antiadherente.
- El molde no deberá tener ni pizca de grasa, para que así la masa pueda “agarrarse” a las paredes y subir. Por tanto no lo debemos engrasar con mantequilla.
- El Angel Food Cake necesita enfriar boca abajo, así que tan pronto saquemos el molde del horno, le debemos de dar la vuelta colocado sobre sus patitas. Las proteínas del huevo que le dan al cake su altura se endurecerán cuando enfrien. Si no le damos la vuelta desinflarían el cake.
- Desmoldar pasada 1 hora, pero no más, de lo contrario se humedecería.
- El cremor tártaro de utiliza principalmente para estabilizar las claras, pero a la vez reduce el ph de la mezcla, resultando en una miga muy blanca.
- Si no podemos conseguir un molde especial con patitas, tener a mano una botella de vino o similar, para poder darle la vuelta al molde mientras enfría.
- A pesar de lo frágil que parece, este cake es bastante resistente cuando enfría.
- La mejor forma cortarlo es con un cuchillo de sierra.











9 comentarios:

islacris dijo...

Se ve una delicia esta pastel, nunca lo he preparado, en principio tampoco tengo el molde aunque desde hace tiempo lo tengo localizado, pero son tantas cosas que me gustan...
Un besote

MARISA dijo...

Pepi, la verdad es que es "especial", hasta que no lo pruebas no te das cuenta de lo diferente que es, la textura, el sabor...anímate y a por el molde, yo tambien he tardado un poco...
Un besazo y feliz verano.

Visc a la Cuina dijo...

También yo lo tengo pendiente y viendo el resultado, me parece que voy a hacerlo...ya!

Beatriz dijo...

Parece todo un reto este bizcocho . Me dan ganas de comprar el molde y probarlo. Ya lo habia visto en "el rincon de Bea" y ya se me habia olvidado.
Por cierto felicidades por tu blog. Es la primera vez que escribo en él aunque he probado varias recetas y son estupendas.

MARISA dijo...

Visc a la cuina...anímate que está delicioso.
Un beso.

MARISA dijo...

Beatriz, muchas gracias por tus palabras y anímate a comprar el molde y manos a la obra...verás cómo te sorprende.
Un beso.

Guillermo Ramon Forsyth dijo...

Fantástico este pastel me gusto mucho esta receta gracias por su receta felicitaciones al chef

Guillermo Ramon Forsyth dijo...

MUCHAS GRACIAS CHEF LA FELICITO UNA VEZ MÁS OKEY

MARISA dijo...

Muchísimas gracias Guillermo, me alegra que te gustara.
Un beso