lunes, 2 de septiembre de 2013

ESPIRALES DE NOCILLA




INGREDENTES:

- 240 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
- 2 cucharadas de extracto de vainilla
- 240 gr. de azúcar glass
- 1 huevo a temperatura ambiente
- 400 gr. de harina
- 50 gr. de maizena
- 1 cucharadita de sal



PREPARACIÓN:

- En un bol, batir la mantequilla durante un par de minutos (yo lo hice en la kenwood), hasta conseguir una textura cremosa.
- Ir añadiendo el azúcar glass en forma de lluvia, batiendo hasta que estén ambos elementos perfectamente integrados.
- Sin dejar de batir, añadir la esencia de vainilla y el huevo hasta que estén bien integrados.
- Añadir la harina tamizada junto con la maizena y la sal y amasar hasta conseguir una masa uniforme y no pegajosa.
- Envolver la masa en papel film e introducirla en el congelador durante una media hora.
- Una vez refrigerada la masa, extenderla dándole forma de rectángulo, con un grosor máximo de 1 centímetro, y una vez extendida la cubrirla con una capa generosa de nocilla (en mi caso triple avellana).
- Enrrollar ayudándonos con el papl film y envolverla de nuevo volviéndola a meter en el congelador otra media hora aproximadamente, que e pueda cortar bien con un cuchillo sin sierra y no se "chafe".
- Transcurrido es tiempo, precalentar el horno a 200º, cortar las galletas dándole un grosor de medio centímetro aproximadamente y colocarlas en la bandeja de horno forrada con papel vegetal.
- Introducir ne el horno, bajar la temperatura a 180º y hornearlas durante unos 13 minutos aproximadamente o hasta que estén doraditas.
- Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla, donde endurecerán y tomarán la textura crujiente.
 













Fuente: Internet

4 comentarios:

como agua para chocolate-myriam dijo...

alaaaaaaa Marisa, nos dejas esto y te quedas tan tranquila... dioss que vicio me liaba con la bandeja uffffff.
un besoteeeeeeee

Anónimo dijo...

Tienen una pinta bueniiiiiiiiisiiimaaaa........

Ana Mesa dijo...

Tienen que estar buenisimos felicidades un besico

MARISA dijo...

Ana, están deliciosas y duran muchísimo, según mi suegro, de todas las que he hecho estas son las mejores....
Un besote.